Reacciones más comunes ante el divorcio

1 julio, 2011 at 2:05 Deja un comentario

Los niños, en función de su edad, utilizan una serie de estrategias, conscientes e inconscientes, que les ayudan a enfrentarse a los aspectos más impredecibles, incontrolables y dolorosos del divorcio.

• Al principio, ante el miedo a ser abandonados, los niños de todas las edades suelen intentar que sus padres se reconcilien y vuelvan a vivir juntos (p.ej. contando a un padre los cambios positivos del otro).

• Tras la ruptura, las ansiedades ante las separaciones pueden expresarse mediante dificultades para alejarse de uno y otro progenitor cada vez que se produce el intercambio correspondiente a las visitas (p.ej. llorando al ir con su padre y llorando al regresar con su madre).

• Los niños pueden ofrecerse como detonantes de la tensión entre sus padres, atrayéndola hacia sí mismo (p.ej. hablando a su padre de las nuevas relaciones afectivas de su madre).

• El miedo al rechazo afectivo provoca que, a menudo, intenten asegurarse constantemente del amor que sienten por ellos (p.ej. telefoneando repetidamente a su madre cuando está con su padre).

• Una forma más de garantizar el afecto de al menos uno de sus padres, es probándole su lealtad mostrando su rechazo hacia el otro padre (p.ej. negándose a las visitas).

• En algunos casos pueden pretender evitar los conflictos intentando mantener una difícil posición de neutralidad entre sus padres (p.ej. mostrando su deseo de permanecer exactamente el mismo tiempo con cada uno de ellos).

• Haciendo esfuerzos por proteger la autoestima de sus padres, debilitada tras la ruptura, se aseguran de no ser emocionalmente abandonados por ellos (p.ej. expresando a cada uno de ellos su deseo de convivir más tiempo con él que con el otro).

• En niños mayores y adolescentes son posibles los intentos de manipular la ruptura para obtener ventajas inmediatas (p.ej. expresando su deseo de convivir con el padre más permisivo).

Hetherington profundizó en los efectos de la ausencia del hogar de uno de los padres y en las influencias de las familias monoparentales. Concluyó, como muchos autores, que una familia intacta, pero conflictiva, puede ser mucho más perniciosa para la salud mental de los hijos que un hogar estable tras el divorcio. Sus datos demuestran que si el funcionamiento familiar es positivo y el apoyo del sistema suficiente, los hijos de padres separados pueden alcanzar idéntica competencia social, emocional e intelectual que los hijos de parejas no separadas.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized. Tags: , , .

SAP: ¿Por qué y cómo se produce? Reacciones más comunes ante el divorcio 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Acreditación web de Interés Sanitario


A %d blogueros les gusta esto: