IXA Orientación Educativa

www.ixaorienta.com

En muchas ocasiones, como padres, nos sentimos perdidos a la hora de ayudar a nuestros hijos a abordar las dificultades que encuentran a lo largo de su vida de estudiante.

Vemos a nuestro hijo desmotivado, frustrado, desbordado. Es válido e inteligente, pero irremediablemente poco a poco fracasa como estudiante ante nuestros ojos, con la sensación de que ni sabemos ni podemos controlar la situación.

Ni siquiera estamos seguros de si de verdad estamos ante un problema real, de una dificultad en el aprendizaje. No sabemos qué está pasando ni adónde acudir. Con clases de apoyo no es suficiente; técnicas de estudio aisladas, separadas de sus asignaturas, tampoco. Acudir al psicólogo, tampoco nos termina de convencer.

¿Qué hacemos entonces?

En este punto de vacío, de necesidades no cubiertas de nuestros padres y alumnos, surge IXA Orienta.

IXA Orienta es un Centro de Orientación Educativa centrado en mejorar el rendimiento académico y motivar a los alumnos a través de un Programa Personalizado de Cambio, que integra la:

–      Orientación Académica: aprender a estudiar

–      Orientación Personal: desarrollar todo el potencial de la persona.

El equipo está formado por profesionales con amplia formación y experiencia en las áreas de:

–          Orientación educativa: académica, profesional y personal.

–          Docencia en Primaria, Secundaria, Bachillerato, Ciclos Formativos, Enseñanzas Universitarias e Idiomas.

–          Psicología de la Infancia y Adolescencia.

Si vosotros como padres o vuestro hijo como alumno os encontráis en una situación similar a la descrita, contacta sin compromiso con IXA Orienta a través de:

www.ixaorienta.com

28 noviembre, 2012 at 1:32 Deja un comentario

Estado Mundial de la Infancia 2011. La adolescencia. Una época de oportunidades.

A continuación se ofrecen los enlaces hacia el Informe del Estado Mundial de la Infancia 2011, realizado por Unicef.

El tema central es la adolescencia a nivel mundial: peligros, riesgos, vulnerabilidades y también oportunidades y posibilidades de desarrollo y prosperidad.

Todo ello a través de datos extraídos de interesantes investigaciones recientes, realizadas por diversos expertos en la materia y con colaboraciones de adultos y adolescentes de distintos grupos, ofreciendo sus perspectivas sobre los distintos temas a los que hacen frente los adolescentes hoy en día: protección,  salud, educación y participación.

 

Noticia de la publicación: http://www.unicef.es/actualidad-documentacion/publicaciones/estado-mundial-de-la-infancia-2011-la-adolescencia-una-epoca-

Informe en pdf: http://www.unicef.es/sites/www.unicef.es/files/EMI2011.pdf

4 noviembre, 2011 at 13:22 Deja un comentario

Miedos frecuentes en la infancia

En los tres primeros años, los miedos más frecuentes serían:
· presencia de animales
· irse a dormir
· la oscuridad
· separarse de sus padres
Estos miedos suelen perdurar hasta los 5 ó 6 años.

En la edad escolar:
· miedo a los fantasmas y a los monstruos
· miedo a los hospitales, médicos, inyecciones
· a las malas notas y a los profesores
· miedo a los ladrones
· miedo a las tormentas
· miedo a los accidentes y a las heridas

En la adolescencia:
· persisten algunos miedos de los anteriores
· se añaden miedos a situaciones sociales
· a las relaciones sexuales
· a los asaltos y abusos sexuales en niñas
· miedo a la muerte

21 agosto, 2011 at 14:12 Deja un comentario

Sobre hijos de hispanos criados en Londres

Una de las principales preocupaciones de las familias hispanas que residen en Londres con sus hijos es sobre el hecho de que, al educarse en una cultura diferente a la suya de origen, puedan perder sus raíces hispanas.

Es por ello que surge “Parents Spanish London”, un grupo abierto que supone un punto de encuentro para familias hispanoamericanas  que viven en Londres, y que comparten su inquietud por mantener viva su cultura de origen y por transmitirla a sus hijos.

Este grupo, con presencia en facebook (http://www.facebook.com/parenspanishlondon), en los cuatro meses que lleva activo ha tenido una extraordinaria aceptación, y cuenta con la implicación de muchos padres que colaboran activamente en el proyecto.

El enlace del reportaje publicado en Diario El Ibérico es el siguiente:  http://www.eliberico.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2465%3Afacebook-acerca-la-cultura-latina-a-hijos-de-hispanos-criados-en-londres&catid=93%3Amother-children&Itemid=451

17 agosto, 2011 at 16:10 Deja un comentario

Reacciones más comunes ante el divorcio 2

Wallerstein y col., en su estudio longitudinal de diez años de duración, describió ampliamente los sentimientos y reacciones de los hijos en función de su edad. De una forma resumida, podríamos destacar los siguientes:

• Edad preescolar (de2 a4 años). Son los niños que presentan mayor dificultad para comprender la complejidad de los sentimientos adultos y por ello tienden a sentirse culpables o a temer ser abandonados. Pueden aparecer ansiedades para separarse, conductas regresivas, problemas para dormirse, caprichos, etc.

• Primera etapa escolar (de5 a8 años). Son más conscientes de los motivos y razones de los adultos. Suelen mostrar sentimientos de pérdida, rechazo y culpa. Ante los conflictos de lealtades pueden reaccionar defensivamente llegando incluso a negar la relación con uno de los padres. Son los niños que conservan más fantasías de reconciliación.

• Segunda etapa escolar (de9 a12 años). Su mayor capacidad empática y de comprensión hace que tiendan a identificar sus sentimientos con los de los padres. Pero ante la angustia, la furia, el sufrimiento o el desamparo, pueden tomar partido por uno solo de ellos para garantizarse al menos una protección. A la vez, asumen papeles adultos convirtiéndose a sí mismos en protectores de uno de sus padres. Pueden aparecer síntomas psicosomáticos.

• Adolescentes. Tienen más elementos cognitivos y más apoyos externos para enfrentarse a la nueva situación, pero al mismo tiempo están más expuestos ante el conflicto y, por tanto, tienen mayores posibilidades de verse implicados. El temor ante el derrumbe de la estructura familiar contenedora que necesitan puede generar sentimientos de rechazo y ansiedad al comprobar la vulnerabilidad emocional de sus padres.

Esta misma autora resalta una serie de “tareas psicológicas” esenciales que los hijos deben realizar para superar el divorcio de sus padres. Básicamente tendrían que ser capaces de comprender su significado y consecuencias, afrontar la pérdida y el enojo que les produce, y elaborar las posibles culpas. El niño debe proseguir su vida cuanto antes, aceptar el carácter permanente del divorcio y aferrarse a la idea positiva de que, a pesar de todo, es posible “amar y ser amado”.

 

1 julio, 2011 at 2:09 Deja un comentario

Reacciones más comunes ante el divorcio

Los niños, en función de su edad, utilizan una serie de estrategias, conscientes e inconscientes, que les ayudan a enfrentarse a los aspectos más impredecibles, incontrolables y dolorosos del divorcio.

• Al principio, ante el miedo a ser abandonados, los niños de todas las edades suelen intentar que sus padres se reconcilien y vuelvan a vivir juntos (p.ej. contando a un padre los cambios positivos del otro).

• Tras la ruptura, las ansiedades ante las separaciones pueden expresarse mediante dificultades para alejarse de uno y otro progenitor cada vez que se produce el intercambio correspondiente a las visitas (p.ej. llorando al ir con su padre y llorando al regresar con su madre).

• Los niños pueden ofrecerse como detonantes de la tensión entre sus padres, atrayéndola hacia sí mismo (p.ej. hablando a su padre de las nuevas relaciones afectivas de su madre).

• El miedo al rechazo afectivo provoca que, a menudo, intenten asegurarse constantemente del amor que sienten por ellos (p.ej. telefoneando repetidamente a su madre cuando está con su padre).

• Una forma más de garantizar el afecto de al menos uno de sus padres, es probándole su lealtad mostrando su rechazo hacia el otro padre (p.ej. negándose a las visitas).

• En algunos casos pueden pretender evitar los conflictos intentando mantener una difícil posición de neutralidad entre sus padres (p.ej. mostrando su deseo de permanecer exactamente el mismo tiempo con cada uno de ellos).

• Haciendo esfuerzos por proteger la autoestima de sus padres, debilitada tras la ruptura, se aseguran de no ser emocionalmente abandonados por ellos (p.ej. expresando a cada uno de ellos su deseo de convivir más tiempo con él que con el otro).

• En niños mayores y adolescentes son posibles los intentos de manipular la ruptura para obtener ventajas inmediatas (p.ej. expresando su deseo de convivir con el padre más permisivo).

Hetherington profundizó en los efectos de la ausencia del hogar de uno de los padres y en las influencias de las familias monoparentales. Concluyó, como muchos autores, que una familia intacta, pero conflictiva, puede ser mucho más perniciosa para la salud mental de los hijos que un hogar estable tras el divorcio. Sus datos demuestran que si el funcionamiento familiar es positivo y el apoyo del sistema suficiente, los hijos de padres separados pueden alcanzar idéntica competencia social, emocional e intelectual que los hijos de parejas no separadas.

1 julio, 2011 at 2:05 Deja un comentario

SAP: ¿Por qué y cómo se produce?

Se han descrito diferentes motivos por los que el progenitor “alienante” puede pretender alejar a sus hijos del otro. Los más importantes pueden ser: incapacidad para aceptar la ruptura de pareja, intentos de mantener la relación a través del conflicto, deseos de venganza, evitación del dolor, violencia de género, autoprotección, culpa, miedo a perder los hijos o a perder el rol parental principal, deseos de control exclusivo, en términos de poder y propiedad, de los hijos.

Este progenitor puede estar celoso del otro o intentar conseguir ventajas en las decisiones relativas al reparto de bienes o pensiones económicas.

También se ha hipotetizado sobre la patología individual, la posibilidad de una historia previa personal de abandono, alienación, abuso físico o sexual o incluso la pérdida de identidad.

Las técnicas para conseguir la alienación pueden ser muy diversas y abarcan un amplio espectro de estrategias que van de lo más “descarado” a lo más “subliminal”. Así, el progenitor “aceptado” puede simplemente negar la existencia del otro progenitor o etiquetar al hijo como frágil y necesitado de su continua protección, generando una estrecha fidelidad entre ambos. Puede transformar las diferencias normales entre los padres en términos de bueno/malo o correcto/incorrecto, convertir pequeños comportamientos en generalizaciones y rasgos negativos, poner al hijo en medio de la disputa, comparar buenas y malas experiencias con uno y otro, cuestionar el carácter o estilo de vida del otro, contar al niño “la verdad sobre hechos pasados”, ganarse su simpatía, hacerse la víctima, promover miedo, ansiedad, culpa, intimidación o amenazas en el niño. También puede tener una actitud extremadamente indulgente o permisiva.

1 julio, 2011 at 1:52 Deja un comentario

Entradas antiguas


Acreditación web de Interés Sanitario


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores